VI. Jornada

VI. Jornada de Medicina Evolucionista:

Personalidad y conducta: los límites entre normalidad

y enfermedad. Un enfoque evolucionista

Fecha: Martes, 20 de enero 2015, de 16:00h a 20:30 h.

Lugar: Aula Magna de la Fundación Jiménez Díaz, Madrid

Acreditado 0,8 créditos (Nº 07-AFOC-06877.8/2014)

Resumen y filosofía de la jornada (información previa a la jornada):

La Medicina Evolucionista trata de entender la enfermedad en un contexto no solo clínico, hospitalario, si no entenderla como un proceso que tiene que ver con la predisposición genética de cada individuo o de cada población, en un entorno geográfico, social, cultural e histórico; qué es lo que define al ser humano, sin perder de vista lo que somos, una especie más en nuestro ecosistema vital. Los distintos fenotipos de cada especie, así como los síntomas o enfermedad, se analizan teniendo en cuenta su posible origen evolutivo frente a la fisiología o patofisiología (causa próxima).

Como en otras ocasiones ofrecemos este año una jornada temática que ha surgido tras nuestro seminario titulado "Bases neurológicas y genéticas de la personalidad y la conducta".

La personalidad, la conducta, y por tanto las enfermedades neurológicas y/o psiquiátricas de origen genético y/o ambiental, producen desajustes psicológicos, neuronales y/o bioquímicos que influyen muchísimo en gran medida en la calidad de vida del individuo, de su familia y en general de su entorno. Es por esto que el tema a tratar nos parece que promete generar un debate enriquecedor para todos los asistentes.

Estas Jornadas se enmarcan en un contexto de libre pensamiento pero con absoluto rigor científico que deben servir para lanzar nuevas ideas basadas en nuestra formación y experiencia, poder compartirlas con otros expertos de formación algo distinta y en las que confiamos surjan nuevas ideas y paradigmas científicos. Por lo tanto, la invitación a su asistencia se hace extensiva a todo el mundo que quiera mirar a la Medicina y a su práctica clínica con espíritu crítico, en el mejor de los sentidos posibles, y creativo en cuanto a ideas y planteamientos.

Coordinación:

Maria-José Trujillo Tiebas, Alvaro Daschner & José-Luis Gómez Pérez

Hacer CLICK en cada uno de los siguientes logos para ver un resumen previo a cada ponencia

Enfermedades neurodegenerativas
Hiperactividad
Trastornos del movimiento
Demencias
trastornos afectivos

Programa para imprimir

Resumen tras el desarrollo de la jornada:

La VI Jornada de Medicina Evolucionista ha sido una jornada temática que bajo el título “Personalidad y conducta: Los límites entre normalidad y enfermedad. Un enfoque evolucionista”, ha estado orientada hacia las enfermedades neurológicas y psiquiátricas de origen genético o ambiental y que tienen un importante efecto en la calidad de vida del individuo y sus familiares.

La jornada comenzó con la conferencia “Las Enfermedades neurodegenerativas en el debate evolutivo”, impartida por Víctor Volpini, quien habló sobre cómo afectan estas enfermedades a los individuos de edad adulta en periodos post-reproductivos. Hizo hincapié en las ataxias y en los genes que intervienen y explicó el concepto de enjuta, que es un término introducido por Stephen Jay Gould y Richard Lewontin en el año 1979, y empleado en biología evolutiva para referirse a aquellas características o elementos de los organismos que no se han formado como consecuencia de la adaptación biológica, sino como consecuencia de la aparición de otras adaptaciones mediante selección natural. En sus conclusiones planteó que las enfermedades neurodegenerativas son propias de la longevidad, por lo que en tiempos pretéritos serían poco frecuentes y que la longevidad en los varones podría haber comenzado como una enjuta, heredada meióticamente al tener un posible valor adaptativo en las mujeres.

Juan José Carballo y Clara Isabel Gómez con su comunicación “¿Es la hiperactividad una enfermedad moderna?” profundizaron en la epidemiología, etiología y heredabilidad de la hiperac-tividad, así como de las posibles ventajas adaptativas del TDAH. Dada la alta prevalencia (5-10%) y extensión del TDAH en todo el mundo, es poco probable que un "trastorno" pueda ser tan frecuente en la especie humana si no se ha seleccionado de forma positiva.

El alelo 7-DRD4 cuyo gen es el receptor 4 de la dopamina, gen candidato más estudiado en el TDAH, se ha descrito como la forma alélica seleccionada de forma positiva. La presencia de este alelo se ha relacionado con el rasgo de personalidad de búsqueda de novedad, y su presencia confiere un riesgo genético entre el 25-50% de padecer TDAH. Los individuos con estas características en una población sedentaria se convierten en marginales, mientras que en poblaciones nómadas son individuos de éxito. Se ha comprobado que existe una correlación positiva si observamos la actual distribución geográfica del alelo DRD4-7R, que es baja en las poblaciones más estables como Asia, pero alta en poblaciones con alta influencia migratoria como en América.

José Antonio Cabranes en su ponencia “Obesidad: ¿biología, nutrientes y emociones?” repasó como el sistema biológico intenta mantener el peso y como determinados factores genéticos y medioambientales pueden influir en él. Habló de la heredabilidad de la obesidad y de los genes implicados y de cómo el estrés en etapas tempranas de la vida puede influir en el desarrollo del eje HHA (hipotalámico-hipofisario-adrenal), así como en la regulación de las hormonas relacionadas con el hambre/saciedad y alterar la conducta de la ingesta a largo tiempo. En sus reflexiones nos señaló la existencia de un vínculo “crítico” entre factores de estrés y la obesidad inducida por la ingesta. Así expuso por ejemplo la excesiva ingesta de alimentos "palatables" en un entorno de recompensa cuando no es posible la reacción típica de "fight or flight" ante un estímulo de peligro.

Tras el descanso intervino Pedro García Ruiz-Espiga con la conferencia titulada “Cambios morfológicos evolutivos cerebrales y trastornos del movimiento. ¿Qué hemos conseguido y a qué precio?” profundiza en los cambios sufridos por el cerebro humano en los últimos miles de años y como dichos cambios pueden tener relación con los trastornos del movimiento, por déficit de neurotransmisor (Parkinson) o por exceso (distonía). Muchos de estos trastornos son exclusivamente humanos y relacionados con el desarrollo evolutivo específico como el Parkinson, con una alta prevalencia (1% en los mayores de 70 años) o con el medio cultural como son las distonías. La enfermedad de Parkinson, en la que existe un déficit del neurotransmisor Dopamina, podría estar relacionada con una sustancia negra que sin aumentar lo suficiente en tamaño ha evolucionado a una innervación de otras áreas en mucho mayor grado. Las distonías se caracterizan por la contractura muscular que induce posturas anormales. Una acción altamente repetitiva puede llevar a una distonía ocupacional. Se estima que uno de cada diez músicos acaba con distonía ocupacional que les impide continuar con su profesión.

En la siguiente charla Estrella Gómez Tortosa con su comunicación “Correlaciones clínico-genéticas en demencias degenerativas” nos definió el concepto de demencia como un deterioro global y adquirido de facultades intelectuales, también indicó que entre el 30 y el 50% de las demencias degenerativas, tales como el Alzheimer, tienen carácter hereditario con una veintena de genes conocidos cuyas alteraciones se han asociado a diversos fenotipos de demencia. De nuevo, la longevidad humana aparece como un factor de riesgo para la aparición de este tipo de enfermedades.

Finalmente Enrique Baca García con la ponencia titulada “Trastornos del humor. Ventajas vs. desventaja evolutiva” nos habló sobre la depresión (que se puede suponer un reclamo del cuidado por parte de otros congénere hacia el individuo depresivo) y sus costes (un 10% de horas perdidas de trabajo son por depresión), sobre la ansiedad y su posible valor adaptativo, así como determinado tipo de depresiones estacionales que en épocas pretéritas pudieron ser ventajosas para la población ya que bajaba el nivel de actividad del individuo en períodos de carencia.

En los debates habidos se habló de que la medicina evolucionista podría ser una posible vía para establecer nuevas líneas de investigación y que determinadas enfermedades podrían ser desadaptaciones al entorno actual.

La cefalización (uno de los rasgos evolutivos distintivos de la especia humana) junto con la longevidad (que permite una eficaz transmisión de la cultura, también característica del géne-ro Homo) pagan de alguna manera el éxito que han supuesto en nuestra especie.

Algunos ejemplos clínicos surgidos abrieron así el debate de la posible aplicabilidad práctica de las ideas propuestas en las diferentes ponencias, como el efecto positivo en la prevención de algunas enfermedades neurodegenerativas mediante ejercicio físico o una alimentación adecuada.

Para la adquisición de nuestras dos monografías, hacer click en la portada de los libros:

* también llamada Medicina Darwiniana o Medicina Evolutiva

Contacto: medicinayevolucion@gmail.com

Página: Alvaro Daschner