Resumen del seminario Mitocondria
 
Autoras: Mª José Trujillo-Tiebas y Almudena Ávila Fernández.

El seminario sobre mitocondria arrancó con una ponencia sobre conocimientos básicos de este orgánulo por parte de María-José Trujillo-Tiebas. Recordó su origen endosimbionte y su función primordial en la dinámica y fisiología celular en las células eucariotas. Repasó conceptos como heteroplasmia/homoplasmia y valor umbral de expresión. Su herencia de origen materno que permite hacer estudios de haplogrupos matrilineales en linaje humanos y las características de la disfunción mitocondrial que subyace a los distintas enfermedades mitocondriales (bien por mutaciones en el ADN mitocondrial, bien en el ADN nuclear que codifica proteínas de expresión mitocondrial). Por su naturaleza, quedó claro que las mitocondrias son sensibles a antibióticos y a antirretrovirales, ya que perjudican su funcionamiento basal. 

En la segunda ponencia, Esther Gallardo habló de la existencia de la reprogramación de diferentes tipos de células somáticas, como fibroblastos, células madre pluripotentes inducidas (- iPSCs -, del inglés "induced Pluripotent Stem Cells" ) mediante la expresión ectópica de cuatro factores de transcripción, OCT4, SOX2, KLF4 y c-MYC. El uso de estas células proporciona grandes beneficios, ya que está permitiendo generar modelos de enfermedad para conocer el efecto que las alteraciones en la mitocondria tienen en los tejidos diana. Se resaltó también la utilidad de estas células, no sólo como estudio de enfermedad, sino también para la identificación de nuevos fármacos y potencialmente para uso en terapia celular. Además, hizo hincapié en la aplicación a la clínica de los avances obtenidos del uso de las iPSCs, existiendo modelos animales de enfermedad humana, así como terapias con éxito. También se han conseguido generar iPSCs a partir de células de pacientes y corregir su defecto genético, diferenciando estas células a linajes celulares funcionales, iniciándose en Japón el primer ensayo clínico de un paciente con degeneración macular. Por último, se hizo énfasis en el gran reto de la medicina regenerativa que consiste en la reparación o reemplazo de las células dañadas de tejidos y órganos mediante el trasplante de células o tejido sano. Actualmente se está trabajando en una medicina regenerativa 3D.

Para finalizar, Miguel Ángel Fernández Moreno nos habló de un abordaje interesante para la identificación de nuevos genes nucleares de expresión mitocondrial basado en el modelo de Drosophila a partir del estudio de bi-cistrones. Generalmente se llega al conocimiento de la actividad de un gen cuando se genera una ausencia de la misma y se manifiesta la patología asociada a su deficiencia. El ponente y su grupo de trabajo proponen la búsqueda de nuevos genes mediante el uso de las bases de datos a través de las cuales obtienen información sobre proteínas de las cuales se desconoce su función pero que apuntan a una expresión mitocondrial. Nos habló de la adaptación de la cadena respiratoria a la fisiología del individuo y nos contó un ejemplo de leve disfunción mitocondrial en lapones, asociada a un haplogrupo concreto, como mecanismo de adaptación al frío. "Es posible que existan personas con disfunciones leves, y que no hayan sido diagnosticadas", nos comentó. 

En consecuencia, la dinámica de la mitocondria y la optimización de la actividad de la cadena respiratoria, supone un amplio y novedoso campo de conocimiento sobre la adaptación del individuo en su entorno. Se trataría de un mecanismo evolutivo rápido y de transmisión por linaje materno en parte, ya que aunque las heredamos de nuestras madres, los genes nucleares (paternos y maternos) son los responsable de casi el 99% de la proteómica mitocondrial. Es seguro que, en los próximos años esta gran desconocida, la mitocondria, nos enseñará muchas cosas sobre nosotros mismos y de nuestra adaptación al entorno, actualmente tan cambiante. La mitocondria genera diversidad, algo necesario para la supervivencia.