Causalidad en Medicina y Biología
Coordinador:
Alvaro Daschner, Servicio de Alergia, Instituto de Investigación Sanitaria- Hospital Universitario de la Princesa, Madrid.

Supongamos que un paciente es diagnosticado en la consulta médica de asma bronquial. Para ello se plantean los siguientes  niveles de interpretación acerca de la causa del asma:

Se puede centrar la atención en el desencadenante del brote (p.e. contacto con animales, infección intercurrente, efecto psicosomático), o evaluar la causa de la inflamación bronquial subyacente que predispone a la exacerbación (p.e. exposición  crónica a ácaros, animales), o la causa que ha llevado al desequilibrio inmunológico en el paciente (p.e. alimentación, migración, contaminación, en general hábitos de vida). También se puede estimar la predisposición a reaccionar en el árbol bronquial y no en otros órganos o sistemas (p.e. genes, historia ancestral). Son solo unos pocos ejemplos en cada uno de los distintos niveles de interpretación. Hoy en día es habitual escuchar a un paciente afirmar que la causa de su asma es p.e. la exposición al polen, y queda claro que se está obviando la perspectiva multi-causal a distintos niveles.

Tras el último seminario sobre el pensamiento de René Dubos, hemos visto necesario e interesante ahondar en el concepto de la causalidad, que ha estado siempre en el punto de mira de la filosofía y la ciencia. La observación de diferentes fenómenos naturales lleva automáticamente a buscar la relación entre  ellos. Para algunos de ellos intuimos asociaciones, mientras que la asunción de causalidad requiere de una forma concreta del pensamiento que no es necesariamente universal.

El abordaje reduccionista de la Medicina del último siglo ha sido necesario para esclarecer importantes aspectos de la fisiología y la fisiopatología en el estudio de la enfermedad, así como para la búsqueda de abordajes terapéuticos. Pero desde la segunda mitad del siglo pasado ha ido tomando cuerpo una idea  basada en que la falta de respuestas a muchas enfermedades o a los tratamientos postulados radica en la ausencia de una visión integradora de los aspectos sociales, geográficos y psicológicos para la comprensión de la enfermedad. Y ya muy recientemente, a raíz de nuevas posibilidades informáticas de análisis de redes y un sinfín de datos disponibles de las diferentes áreas  “-ómicas”, se postula de nuevo una medicina basada en redes biológicas, que son las que se han conservado durante la evolución.

Igualmente se ha visto cambiar el concepto de uni-causalidad, prevalente en los inicios de la teoría de la “causa específica de la enfermedad”, hacía una multi-causalidad, conceptos que se están manejando a nivel de un paciente concreto, pero también en uso en el campo de la epidemiología. Es interesante aquí ver las tendencias y patrones de enfermedades en las sociedades cambiantes. Vivimos en la era de las enfermedades crónicas, en la que se ha estimado, en estudios GWAS, que los genes son solo capaces de explicar entre el 5-10% de los factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares. Así se explica la búsqueda de causas (factores de riesgo) en estudios epidemiológicos, con especial  énfasis sobre las posibles causas evitables.

Un campo de estudio de la Medicina Evolucionista es diferenciar las causas próximas de enfermedad (p.e. fisiopatología) de las causas últimas o evolutivas (¿por qué somos vulnerables a esa enfermedad concreta?).  En el campo de la Biología Evolutiva el “programa adaptacionista” está caracterizado por buscar razones adaptativas a los rasgos que encontramos en la naturaleza, mientras que Gould y Lewontin han hecho famosa la interpretación del fracaso de este programa. En el artículo “The spandrels of San Marco and the panglossian paradigm: a critique of the adaptationist programme” [1] describen como epifenómenos muchos de los rasgos aparentemente adaptativos en los seres vivos. Igualmente no debemos olvidar en la Medicina Evolucionista, que aquellos rasgos que nos hacen vulnerables a padecer enfermedades, no siempre deben tener una razón de ser adaptativa.

          1.) En PROCEEDINGS OF THE ROYAL SOCIETY OF LONDON, SERIES B, VOL. 205, NO. 1161 (1979), PP. 581-598

En este enlace se puede acceder al resumen-post del desarrollo del seminario



Presentaciones durante el seminario:


Valerio Rocco Lozano: Orígenes de la forma de pensar sobre las causas en Occidente.
 
Juan-José Granizo: La causalidad en la epidemiología.
 
Alvaro Daschner: Epifenómenos en Biología y Medicina.
 
 
 
 
 
 
 
 
Fecha:
 
2. octubre 2018,
16- 19h
 
Aula de docencia,
1ª planta,
Hospital Universitario de la Princesa