Envejecimiento en una perspectiva evolutiva
Coordinadores:
Maria-José Trujillo Tiebas, Servicio de Genética, Instituto de Investigación Sanitaria- Fundación Jiménez Díaz, Madrid
José-Luis Gómez Pérez, Antropólogo físico
 
 

Debido al aumento de la esperanza de vida la proporción de personas mayores de 60 años está aumentando más rápidamente que cualquier otro grupo de edad en casi todos los países. Este hecho está asociado a un aumento de las enfermedades crónicas. Según datos de la OMS, la población mundial está envejeciendo a pasos acelerados Entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo.

En el caso español, el fenómeno del envejecimiento se observa especialmente acelerado, como consecuencia de una mayor longevidad, ya que en menos de 30 años se ha duplicado el número de personas mayores de 65 años.


Ahora bien por envejecimiento entendemos el conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas que aparecen como consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos, que supone una disminución de la capacidad de adaptación en cada uno de los órganos, aparatos y sistemas, así como de la capacidad de respuesta a los agentes lesivos que inciden en el individuo.


En este seminario abordaremos dos aspectos concretos del envejecimiento: el del sistema inmunitario y el del aparato locomotor. En el primer caso se hablará sobre la relevancia del sistema inmunitario en el proceso de envejecimiento, la inmunosenescencia, y por qué se produce. Además se tratará la utilización del sistema inmunitario como marcador de edad biológica, aplicando la teoría de la oxidación-inflamación. Y cómo conseguir una buena longevidad funcional.

En el segundo aspecto, el envejecimiento progresivo en el mundo desarrollado conlleva una mayor prevalencia de patologías del aparato locomotor. Diferentes factores, tanto endógenos (susceptibilidad genética, pico de masa ósea, hormonas) como exógenos (dieta, sedentarismo, determinados hábitos sociales), contribuyen al deterioro óseo (osteoporosis  involutiva) con la edad en ambos sexos. El incremento del riesgo de fracturas asociado contribuye a la fragilidad de la población senil, lo que constituye un reto socio-económico de primera magnitud. Un mejor conocimiento de la biología celular y molecular del hueso está permitiendo plantear diversas estrategias para prevenir o alterar el curso de la osteoporosis involutiva y así aumentar el bienestar de esta población.


Ir al siguiente enlace para ver un resumen-post del desarrollo de este seminario



 
Presentaciones durante el seminario:

 
Maria-José Trujillo Tiebas: Envejecer, un proceso saludable

Mónica de la Fuente del Rey: El sistema inmunitario: un marcador y modulador del envejecimiento.
 
Pedro Esbrit Argüelles: Envejecimiento y hueso: un malentendido biológico de posible solución.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fecha:
 
20.10.2015,
16- 19h
 
Aula de docencia,
1ª planta,
Hospital Universitario de la Princesa