Alimentos e inflamación I
Coordinador:
Alvaro Daschner, Servicio de Alergia, Instituto de Investigación Sanitaria- Hospital Universitario de Madrid, Madrid
 
 

En seminarios y jornadas previos hemos ya abordado las enfermedades inflamatorias crónicas desde  una visión evolutiva. Se ha presentado sobre todo la hipótesis de la higiene así como aspectos de la composición o diversidad de la microbiota y cómo ambos factores podrían estar relacionados con el incremento en la incidencia y prevalencia de las mismas.

Tanto la diabetes mellitus como el síndrome metabólico, entendido como la agregación de las alteraciones del metabolismo de los carbohidratos, la obesidad, la dislipemia y la hipertensión,  comparten un estado pro-inflamatorio de bajo grado, crónico y sistémico.  Existe evidencia suficiente de que los hábitos dietéticos y el estilo de vida son determinantes en su aparición y progresión. Sin embargo, en los últimos años comienzan a aparecer pruebas del papel nuclear de otros “órganos”, como son el tracto digestivo y el sistema nervioso, y su estrecha relación con la microbiota.

 

El enfoque evolutivo de estos seminarios se puede resumir en dos principales aspectos. El primero intenta responder a la pregunta de si los humanos estamos suficientemente adaptados a los cambios tan significativos y rápidos de nuestro entorno (en este caso, dieta). El segundo, más específico, propone la consideración de la inducción de un estado pro-inflamatorio como respuesta a una dieta y a una composición de microbiota determinadas.

La filosofía de los seminarios se resume en que si los factores de la alimentación son parcialmente responsables para las citadas enfermedades, también debería funcionar al menos parcialmente un abordaje dietético orientado a contrarrestar el estado pro-inflamatorio inducido por la dieta moderna. 


Este primer seminario servirá para sentar las bases inmunológicas de la inflamación, cuya comprensión será necesaria para saber de qué hablamos si nos proponemos al análisis de la inflamación crónica. 

Un análisis evolucionista nos indica no sólo una gran discrepancia cualitativa y cuantitativa de la ingesta de alimentos si nos comparamos con nuestros antepasados en el paleolítico, o las sociedades agricultoras. Existe además la noción que durante la evolución de nuestra especie, la búsqueda de alimentos siempre ha estado asociado a un importante gasto de energía. Esto justifica un análisis de los aspectos sobre la inflamación que tiene el ejercicio.

Uno de los aspectos que se analizará más específicamente en el segundo seminario sobre Alimentos e inflamación II (3 de noviembre de 2015), es el papel que tienen los ácidos grasos sobre la inflamación a través de la producción diferenciada de eicosanoides. Se trata de moléculas con distintos efectos pro- o antiinflamatorios. En la intolerancia a los anti-inflamatorios no esteroideos (AINES) utilizados para el control de la inflamación, el dolor o la fiebre, éstos producen en pacientes susceptibles una reacción de asma bronquial y/o urticaria. Se ha postulado alteraciones en la biosíntesis de los leucotrienos y tromboxanos (pertenecientes a los eicosanoides) en los sujetos intolerantes y este hecho ha repercutido en el estudio y actitud terapéutica de estos pacientes. Se presentarán los conocimientos existentes sobre los mecanismos inmunológicos y bioquímicos existentes en la intolerancia a los AINES.

 

Para ver un resumen posterior al seminario y su desarrollo pinchar aquí




 
Presentaciones durante el seminario:


Alvaro DaschnerIntroducción a la perspectiva evolutiva de los efectos inflamatorios de los alimentos
 
José-Ramón Regueiro González-BarrosBases inmunológicas de la inflamación
 
Gabriela Cantó: Mecanismos inmunológicos de la intolerancia a los AINES

 
 
 
 
 
 
Fecha:
 
19.mayo 2015,
16- 19h
 
Aula de docencia,
1ª planta,
Hospital Universitario de la Princesa