Dimorfismo sexual en sistemas no reproductivos: perspectiva evolucionista
Coordinadora:
Silvia Sánchez-Ramón
Servicio de Inmunología
Hospital Universitario Gregorio Marañón, Madrid
 
Existen diferencias marcadas en la fisiología de numerosos, si no todos, los sistemas del organismo según el sexo genético del individuo, que se manifiestan en importantes diferencias en la manera de enfermar (incidencia, severidad, respuesta a la terapia). Estas diferencias son obvias en lo que se refiere al sistema reproductor, si bien son también evidentes en el sistema nervioso central, sistema cardiovascular y sistema inmunológico, entre otros. El dimorfismo sexual se debe en parte a patrones hormonales distintivos según el sexo, a factores genéticos dependientes de los cromosomas sexuales y a la impronta genética según el origen parental del gen, factores que se han ido adquiriendo y modelando a lo largo de la evolución. En Medicina, a estas diferencias biológicas se añaden diferencias culturales que atañen al género, en lo que se han denominado como “diferencias de género”. Sólo hace veinte años se ha reconocido de manera explícita este dimorfismo, cuya aplicación en la clínica y la investigación está comenzando a impactar en un mejor conocimiento de las patologías y en una Medicina más personalizada. 
 
 
 
Presentaciones durante el seminario:
 
Eduardo Sánchez Pérez: Dimorfismo sexual en la percepción del dolor

 

Marta Tejera-Alhambra: Dimorfismo sexual inmunológico

 

Carine Mournaud: Tratamiento del Dimorfismo sexual en la Historia de la Ciencia

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fecha:
 
25. octubre 2011,
16- 19h
 
Aula de docencia,
1ª planta,
Hospital Universitario de la Princesa