Jornada 2009‎ > ‎

Medicina Evolucionista: ¿qué utilidad tiene?

Es curioso que  en la universidad de Santiago de Compostela surgiera una figura de la medicina que entroncaría de forma pionera las teorías de Darwin en la teoría de la enfermedad. Fue, sin duda el creador de la que hoy se denomina medicina evolucionista al poner en evidencia la importancia de la perspectiva evolucionista para comprender la patolgía. Se trata del catedrático de Patología General D Roberto Novoa Santos. Este inquieto gallego nació en La Coruña en 1885 y, desafortunadamente para la ciencia médica española, murió en 1933.

            En 1916 publicó su obra cumbre: Manual de Patología General. En este texto Novoa  aplicó, por primera vez en toda la historia de la medicina hasta donde conozco, las teorías de Darwin al concepto de enfermedad. Novoa, sin ninguna discreción ni reparo para el ambiente de la época, definió a la enfermedad como “un fenómeno evolutivo de adaptación o desadaptación al medio”.  En su texto docente escribe: “La enfermedad es un proceso que traduce la falta de adaptación del organismo a los más variados estímulos morbosos (excitantes patógenos); y las reacciones que sobrevienen en este estado, deben conceptuarse como expresión de la tendencia del cuerpo vivo a adaptarse a las nuevas condiciones a que se encuentra accidentalmente sometido”.  Este punto de vista, ciertamente novedoso y revolucionario de Novoa Santos, fue el considerar a la enfermedad como un fenómeno propio de la evolución biológica. Se adelantó, de esta manera, en medio siglo a la moderna rama de la medicina, denominada Medicina Evolucionista o Darwiniana.

            Hoy día la visión darwiniana de algunos aspectos de la patología humana ha calado tan hondo en la mentalidad de algunas especialidades médicas, que ya es frecuente que en cualquier artículo, revisión, libro o conferencia se recurra a la evolución humana para justificar la exposición sobre aspectos etiológicos, patogénicos o terapéuticos de numerosas enfermedades. La consecuencia de la fusión de disciplinas como la moderna fisiología comparada, la fisiopatología y la evolución biológica ha sido la creación de una forma novedosa de entender la enfermedad, su prevención e incluso su tratamiento. Hablamos de la llamada medicina darwiniana o evolucionista. Esta pujante rama de la ciencia médica pretende el estudio de la enfermedad en el contexto de la evolución biológica. La medicina evolucionista considera que muchas de las enfermedades que nos afligen son consecuencia de la incompatibilidad entre el diseño evolutivo de nuestro organismo, que se ha ido moldeando a lo largo de millones de años de evolución, y las condiciones a las que hoy lo sometemos. Es en definitiva una forma de entender la enfermedad que, de manera pionera, adelantó D Roberto Novoa hace casi un siglo.

 

BIBLIOGRAFÍA