Resumen de la contribución de Francisco A. Martín sobre (Epi)genética del desarrollo. ¿Cuánto es reversible y cuánto no?
 
Autora: María-José Trujillo Tiebas

El Dr. Francisco A Martin Investigador del Instituto Cajal nos recordó que los cambios epigenéticos aparecen a diferentes niveles (ADN; ARN y proteínas). Estos cambios pueden ser heredables (herencia transgeneracional) y no heredables, estando influenciados por diversos factores ambientales. Ocurren en la 1ª generación (padre o madre), en la 2ª generación (feto) dónde el embrión sufre una reprogramación epigenética y en la 3ª generación (línea germinal del feto).
Los cambios epigenéticos pueden provocar enfermedades como obesidad, diabetes tipo 2 por la alteración del metabolismo. Así pues, nos explicó los experimentos la transmisión transgeneracional de comportamientos y fenotipos metabólicos inducidos por sobrenutrición materna por dieta rica en grasa en ratones.
También comentó que durante la formación del cáncer los cambios epigenéticos como la metilación del ADN, las modificaciones de histonas y los microARN conducen a una expresión génica anormal que provoca inestabilidad genómica. Esto puede tener repercusión en la respuesta al tratamiento y se puede entender como una oportunidad terapéutica.
Habló sobre el efecto materno la vitamina C en el desarrollo de fetos de ratas. Y del efecto paterno en relación al trauma postnatal así como los efectos de ciertos disruptores que afectan a la fertilidad masculina que se transmiten de forma transgeneracional. Comentó que también hay efectos positivos, como la resistencia sistémica de las plantas inducida por la detección de patógenos, habló de cómo el efecto del ambiente enriquecido influye en plasticidad sináptica y de cómo el efecto del ejercicio moderado influye en la neurogénesis adulta, concluyendo que lo aprendido “se puede heredar” , hecho estudiado tanto en gusanos como en moscas.
La conclusión final fue que en conjunto los cambios epigenéticos presentan demasiada complejidad, que aún no los conocemos en detalle y que tampoco sabemos todavía cuanto de estos cambios son estables a través de las generaciones ni por cuánto tiempo lo son.