MedEvo:

Todos los organismos vivos son el resultado de su pasado evolutivo en relación con el ambiente que los rodea y las presiones selectivas. Así la especie Homo sapiens adquirió, en sus orígenes, mecanismos de alerta y de defensa frente a agresiones del ambiente (p.e. micro-organismos o parásitos), que cuando resultaron efectivos, fueron seleccionándose genéticamente hasta fijarse en la especie. Las enfermedades pueden surgir en una mala utilización de este diseño evolutivo. La incompatibilidad entre el producto evolutivo y el ambiente cambiante puede ser una causa de enfermedad.  Se ha postulado que algunas enfermedades surgen de una falta de ajuste entre los genes que se han seleccionado en otras épocas, y los estilos de vida de la era actual. En relación a algunos síntomas como la tos o la fiebre la Medicina Evolucionista (también llamada Medicina Evolutiva o Medicina Darwiniana) es capaz de no sólo interpretar los síntomas como molestias a tratar, sino por el contrario a aceptarlos como un mecanismo de defensa, necesario en muchos casos si de la defensa frente a microorganismos se trata.
En la práctica diaria del médico se tienen en cuenta algunas de estas consideraciones, pero frecuentemente sin la conciencia del papel que puede tener el médico en influenciar la relación entre ataque y/o defensa, que ha surgido a raíz de la evolución durante millones de años.
 En los últimos cinco años hemos organizado seis jornadas científicas y concluido cinco ciclos de seminarios interdisciplinares en Medicina Evolucionista. El interés suscitado se desprende de la gran afluencia en aumento que han tenido las actividades, asistiendo siempre más de 100 interesados en las cuatro jornadas organizadas.
En estas actividades se repasa el conocimiento actual de diferentes aspectos de la medicina desde ángulos distintos de las ramas de la biomedicina o antropología, siempre teniendo en cuenta un enfoque evolucionista. Éste no se limita necesariamente a la adaptación por selección natural, sino debe igualmente tener en cuenta otras posibilidades de evolución como la evolución neutral, los cuellos de botella genéticos o el desequilibrio de ligamiento. 


En breve anunciaremos nuestro VII. Ciclo de Seminarios interdisciplinares en Medicina Evolucionista 2016