Resumen del capítulo







¿La malaria como posible motor de evolución?

Consuelo Giménez Pardo


Si bien hay numerosas especies del género Plasmodium que afectan al género humano, la enfermedad que entendemos como malaria grave, o neuropaludismo, está originada por Plasmodium falciparum un protozoo apicomplexa, parásito intraeritrocítico obligatorio humano que consiguió dar un salto en la evolución al pasar de otros animales a los primates y al hombre.

La malaria o paludismo, es una enfermedad endémica de muchos países que afecta a una población de millones de personas y lleva asociada una alta mortalidad, sobre todo en la población infantil menor de cinco años de África subsahariana. Pero ¿es posible que la enfermedad sea una consecuencia de los esfuerzos de una especie por adaptarse mejor a sus condiciones de vida? En el presente trabajo se valora y discute la posibilidad de que la enfermedad, como medio de presión selectiva, constituya un motor de evolución en la adaptación del parásito como especie a sus hospedadores.