Resumen del capítulo







Introducción a los aspectos evolucionistas de la alimentación. Incidencia de la dieta en la hominización.

Isabel Ojeda Fernández


Los antropólogos llevan mucho tiempo tratando de saber cómo se diferenció nuestro linaje del resto de los primates. Existen múltiples teorías, pero una de las posibilidades es que se debiera a procesos de selección natural, que procuraron maximizar la calidad de la alimentación y mejorar el rendimiento en la búsqueda de alimentos. Esta variabilidad en la dieta, caracterizada por un mayor aporte proteico, sin duda contribuyó al desarrollo del tamaño cerebral de los homínidos, uno de los rasgos más diferenciadores de nuestra especie.

En este capítulo se comentan brevemente los grandes hitos en la evolución de nuestra especie, la bipedestación, el aumento del tamaño cerebral, la influencia de la dieta en la hominización.

Además se exponen los trabajos que analizaron y propusieron un modelo de cómo era la dieta paleolítica, comparándola con la dieta occidental actual y con las recomendaciones dietéticas actuales.

Para muchos autores, muchas enfermedades actuales son consecuencia del alejamiento de nuestra dieta de la que seguían nuestros antepasados.