Resumen del capítulo






libro IV

Micotoxinas ambientales y alimentarias

Sari M. Arponen


Las micotoxinas son metabolitos secundarios producidos por múltiples especies de hongos que pueden ser ingeridos o inhalados por el ser humano y otros animales. Son ubicuas sobre todo en los cereales, los frutos secos y la fruta deshidratada. Los organismos de seguridad alimentaria europea (EFSA) y española (AECOSAN) velan por el mantenimiento de las concentraciones de micotoxinas en los alimentos por debajo de los límites establecidos. Sin embargo es muy difícil valorar los posibles efectos adversos de la concurrencia de niveles autorizados de varias micotoxinas presentes de forma simultánea en los alimentos, o la sinergia con otros factores tóxicos como los disruptores endocrinos.

Además las interacciones de las micotoxinas con la microbiota influyen en el efecto que éstas pueden acabar teniendo en el ser humano. Adicionalmente se han realizado modelizaciones que sugieren que el cambio climático probablemente provocaría un incremento en la afectación de las cosechas por hongos productores de micotoxinas.