Resumen del capítulo






libro IV

Hormesis: lo que no mata, fortalece

Maria Cristina Sánchez Melchor


La hormesis, un patrón de respuesta bifásico ante diferentes elementos físicos y químicos, aparece como un mecanismo adaptativo altamente conservado en la evolución y que permitiría a los organismos activar las respuestas frente al daño biológico, permitiendo una reducción significativa del mismo. La presencia de respuesta hormética tiene especial interés en el estudio de la respuesta anticancerígeno y frente al envejecimiento , la neurodegeneración, así como frente el daño oxidativo que se encuentra en el origen de estos padecimientos.

Como apunte de la conservación evolutiva de la respuesta hormética, ésta parece estar presente en la respuesta al estrés cruzada entre especies, conocida como xenohormesis, en la que la respuesta al estrés ambiental de las plantas y otros organismos autótrofos permitiría activar la respuesta temprana frente a estresores ambientales antes de que su efecto sea irreparable.