Resumen del capítulo







¿Existe una dieta anti-inflamatoria? Análisis bajo una perspectiva evolutiva

Alvaro Daschner


Mientras que en la literatura científica es más difícil encontrar alusiones bajo el término de “dieta anti-inflamatoria”, en los medios de divulgación se está proponiendo una alimentación con propiedades anti-inflamatorias. Ésta surge de la aplicación de estudios que asocian ciertos alimentos o nutrientes con efectos pro- o anti-inflamatorios. En el presente trabajo se describe inicialmente el concepto de inflamación sistémica de bajo grado y desde una perspectiva evolutiva se analizan los alimentos que podrían estar asociados a la misma. Varios factores antropogénicos pueden afectar a la salud en los países desarrollados. Entre ellos los cambios acelerados en nuestra alimentación se asocian con el riesgo de aparición de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, pero también inflamatorias crónicas. El análisis de las propiedades saludables del pescado, las frutas y verduras frescas o de los alimentos fermentados apuntan a compuestos como los ácidos grasos poli-insaturados Omega-3, los fitoquímicos, vitaminas, algunos minerales o la fibra como los responsables de las propiedades anti-inflamatorias. Así surge la propuesta de incluir en la alimentación estos alimentos con efecto anti-inflamatorio y se observa semejanza con la llamada dieta mediterránea como forma de alimentación transmitida a lo largo de generaciones. Finalmente no hay que olvidar que no es solo la alimentación que se debe cuidar, sino también otros factores en el estilo de vida, como son la actividad física o el descanso adecuado.


En el siguiente enlace tiene acceso al texto completo en un extracto del libro: extractos libro III