Resumen del capítulo







Metilación, impronta y el gen egoista

Guiomar Pérez de Nanclares, Intza Garin & Elena Beristain


Los seres vivos han de adaptarse al medio en el que viven para poder sobrevivir. Esta adaptación puede realizarse por cambios en su secuencia de ADN (cambios genéticos) o por cambios en mecanismos que regulan cuáles de las regiones de ese ADN son importantes que se expresen ante determinadas circunstancias (cambios epigenéticos). En este capítulo nos centraremos en estas últimas y las teorías que existen para explicar cómo el entorno intraútero puede influir en la calidad de vida de la descendencia al llegar a adulto. En concreto veremos el papel de la metilación como mecanismo primordial para la especialización de los tejido; la impronta o silenciamiento específico de determinados genes en función de su origen parental y su efecto sobre determinadas enfermedades genéticas; para terminar con la influencia de la metilación en la adaptación a corto plazo y el efecto de distintos factores sobre ésta y los efectos transgeneracionales.